Canal RSS

Traficar con drogas o suicidarse

suicidioJ. Magalló/ Una persona “se quitó la vida el 9 de junio a la edad de 41 años cuando le quedaban pocos días para agotar la prestación de desempleo. Era un miembro activo de la Asociación de trabajadores desempleados de Montcada i Reixach que animaba a sus compañeros/as a luchar por el derecho al trabajo” (Rescatar a las personas). Una más de las tantas muertes devenidas ante la imposibilidad de sustentarse de un modo digno y que la prensa silencia (a pesar de que, según el Instituto Nacional de Estadística, desde 2008 el suicidio es la mayor causa de muerte no natural en España), todo en beneficio de una elite extractiva que saquea las rentas ciudadanas. 

Y en las propuestas del Fondo Monetario Internacional (FMI) no se habla de repartir el trabajo, sino de repartir el salario trabajando lo mismo o más. O hambre o precariedad. Ante la lucha por la supervivencia, el debate por la dignidad pasa a segundo plano. Pocos tienen los arrestos de elegir, al menos, su propia muerte cuando no pueden decidir sobre su vida y no optan por desobedecer, haciendo prevalecer su voluntad sobre el instinto por sobrevivir. Pocos lobos esteparios pasan de la potencia al acto.

La norma es que se imponga el impulso animal, que cuando la vida tenga menos valor se arriesgue más por élla y que la obediencia pierda sentido. El tráfico de drogas es un clavo al que agarrarse. Aunque la cárcel está llena de personas que lo intentaron sin éxito (“Me dieron 8.000 euros por el accidente, los invertí en droga y aquí estoy“), en la calle la oferta cubre la demanda, financia el pago de hipotecas y asegura neveras sin telarañas. Y cada detención genera una vacante.

La cuestión no es si es más o menos digno buscarse la vida ilegalmente sin causar daño a nadie, ofreciendo un servicio demandado imposible de satisfacer legalmente, aún a riesgo de ser condenado a prisión por un delito sin víctima de tráfico de drogas, que suicidarse. No se trata de si es más digno trapichear que  suicidarse, sino de qué riesgos se asumen para tener la oportunidad de vivir fuera de la precariedad..

Los cultivadores de marihuana para consumo propio ven cómo les roban las plantas con impotencia y resignación. No parece ser la actitud de quien produce porque no tiene otro medio de ganarse la vida. Ante la carestía, el pan se defiende a muerte y hay quien se prepara con ballestas con sus flechas y pistolas de descarga eléctrica. Lejos todavía de lo que sucede en Lazarat, un pueblo albanés de 7.000 habitantes que ha prosperado gracias al negocio del cannabis y que el año pasado combatía a las fuerzas especiales con ametralladoras pesadas y misiles anti-tanque. La policía se retiró y no ha vuelto.

La Sexta TV anuncia la emisión de un programa sobre la cárcel donde mostrar al público las consecuencias de desobedecer. Si los medios de comunicación dedicaran el mismo tiempo, en el mismo formato, a mostrar al público las consecuencias de la subordinación (perder el empleo, ser desahuciado, buscar comida en la basura, ser robados por políticos y financieros, los suicidios omitidos,…), podría compararse, según qué casos, dónde se está mejor, si dentro o fuera.

Si entre rejas todavía se come, se disfruta de agua corriente y se duerme bajo techo, las consecuencias de traficar con drogas son más benignas en muchos casos que las de dejarse hacer por las decisiones políticas. Parafraseando al Ministro de Exteriores, “más peligrosa que la acción es la inacción”.

Enlaces relacionados: Antes preso que en la dura calle.

El suicidio, una muerte tabú que no se contagia y puede prevenirse

Anuncios

Un comentario »

  1. El programa “Encarcelados” mostró las escalofriantes condiciones de vida de las cárceles bolivianas, donde están encerrados varios españoles por tráfico de drogas (ignorados por las autoridades españolas). La mayoría trabajaba en la construcción antes de la crisis. Fumar coca alejó a uno de ellos de la idea de suicidarse.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: